martes, 24 de marzo de 2015

Casi gratis

¡Hola fans de Backestage!

Cada vez que puedo me encanta pasear por el centro de Cannes. No hay demasiado que hacer en esta ciudad que se centra demasiado en el lujo de unos pocos, pero me son muy interesantes su paisaje y sus museos. La moda está presente en cada rincón del centro de la ciudad, y, aunque miro con mucha discreción los escaparates de las grandes firmas que más me gustan, no puedo dejar de sentirme avergonzada al ver esos precios. Pero mirar es gratis amig@s, y me encanta hacerlo para inspirarme en mis looks y en mis posts.

Para los que no somos millonarios y a los que nunca nos abrirán la puerta de Chanel o de Gucci para ofrecernos todos sus productos, nos conformamos con tiendas más a nuestro alcance. Pero incluso estas tiendas han aumentado ridículamente sus precios, ofreciendo una calidad muy discutible en sus productos. 



Aún así, nos encantan esos diseños y outfits que proponen en cada nueva colección. sin embargo, siempre nos ocurre que nos enamoramos de una prenda u accesorio en el peor momento del mes, o cuando no podemos gastar casi nada. Lo mejor que podemos hacer es hacer esas prendas nosotr@s mism@s. No hace falta mucho para tener esa prenda que nos apetece ahora y que por desgracia no se puede comprar. Pues, como decían en El Hormiguero, "pillería sí, delincuencia no". Nos las ingeniaremos para conseguir lo que queremos. Hoy tenemos las primeras ideas para esos famosos DIY (Do It Yourself) o lo que es lo mismo "hágalo usted mismo".  


Propuestas DIY


1. En nuestro primer ejemplo os hablaré de cómo conseguir ese chaleco vaquero tan de moda, una prenda que será eterna en nuestro armario y que podremos remozar todo lo que queramos. La mayoría de personas tiene una cazadora vaquera en casa que le está estrecha de mangas o de tiro, pues no la regaléis, ni la tiréis ni nada. Simplemente cortarle las mangas y si es necesario agrandar la apertura del brazo. ¡Ya tenemos nuestro chaleco vaquero básico!


A continuación, si nos interesa darle algún toque en algún estilo sólo tenéis que coserle algunos apliques, ponerle tachuelas, pegarle parches o simplemente ponerle chapas o pines, a lo retro. Incluso podéis probar técnicas tan de moda como el "tye dye", es decir, desteñir la prenda (pincha aquí para ver). Todo vale para esta prenda tan versátil y empleada en la primavera-verano. 



2. Para mi segunda propuesta, vamos con un collar tipo "cuello". Para esto tenemos miles de posibilidades, pero está clarito que no vamos a romper una camisa estupenda solo para quedarnos con el cuello. Los chicos son los que más suelen rozar las camisas casi siempre por el cuello, si tenemos la oportunidad de tener una camisa, sea de quien sea, recuperemos el cuello. Normalmente los cuellos de las camisas de hombre son muy rígidos, lo que nos puede quedar genial si ese es el estilo que buscamos. Por el contrario, si buscamos un diseño a lo "baby doll" podemos comprar un folio de fieltro, recortarlo y hacérnoslo nosotr@s mism@s. Podemos hacerle la forma que más nos guste, ponerle purpurina, coserle piedrecitas, ponerle filigranas, parches de otras telas, tachuelas, lentejuelas... Lo que quieras. 



3. Dentro de poco arrancan los festivales y algo que nos va a encantar tener a las chicas, son esas diademas o bandas estilo indie, romántico, hippie, etc. Pues son muy fáciles de hacer, solo necesitas un poco de cinta elástica y la tira que queráis que se vea. Podéis encontrarlas muy económicas en las mercerías de barrio donde venden de todo. Tomáis las medidas y coséis los extremos al trocito de cinta elástica, y ya está. Para que no se vea el cosido podéis cubrirlo con un poco de tela de un todo parecido a la tira que hemos elegido, así quedará más profesional. 

Algunas de ellas están hechas a partir de trozos de tela trenzados, perfecto si tenéis camisetas viejas o algún retal. 

4. Otra posibilidad para hacernos nuestros propios accesorios es reciclando esas pulseras que se han quedado más viejas, que han perdido el color, o que ya no se llevan. Ideales las de cadena porque podemos trenzarle hilos de colores y adaptarlas al look que queramos. Se pueden hacer dos pulseras de una, combinar dos diferentes, etc. 


Para ver cómo se hace pincha aquí

También podemos repintar las que tengamos de plástico y cambiarle el color con pintura en spray. 



Cómo hacerlo aquí.

5. A unos jeans normalitos podemos hacerle de todo, es lo mejor, de ahí que podamos trasformarlos cuando empiecen a desgastarse o simplemente nos aburran. No sé vosotr@s, pero yo suelo marcar mucho los pantalones por las rodillas, cosa que odio porque es la parte que antes se desgasta. Aprovechad ese desgaste para lucir ese pantalón roto que tanto está de moda y, continuar usando nuestro jean. Podéis hacerle los rotos como más nos guste y elegir la zona. 


Unos ejemplos de jeans rotos. Un consejo, no os paséis con el roto de los jeans, siguen siendo unos pantalones, no un colador, y demasiados rotos no quedarán tan bien. El estilo que más me gusta es un corte sencillo y limpio a la altura de las rodillas, y, si queréis, podéis hacerle un pequeño roce a la tela en alguna otra parte del jean. De esta manera alargaremos la vida de nuestro jean. 

6. Si por el contrario tienes unos vaqueros rotos que quieres arreglar, te aconsejo que compres una tela con un estampado que te guste mucho. Puede ser estampado animal, de flores, de clores, etc, el que más te guste. A continuación, dale la vuelta al pantalón, recorta trozos de tela que cubran los rotos por completo y cóselos. Quedará súper original y alargarás la vida de tus pantalones. Otra opción, si el vaquero tiene los rotos enormes, es ponerte directamente medias debajo o leggins. Las medias quedarán geniales cuantos más dibujos lleven y el leggin mejor en un estampado llamativo. Así podremos ponernos este jean en invierno y no pasar frío. 


Foto de este blog.

7. Siguiendo con los vaqueros, me encantan los que tienen detalles lenceros o algún detalle que le da más personalidad. Añádeselo sin miedo, quedarán geniales en esa atmósfera indie (independiente), tu prenda será única y tendrá todo tu carácter . Puedes añadirles tachuelas, trozos de otras telas, encaje, crochet, flecos.


Puedes ver más inspiraciones aquí



Bueno chic@s, estas han sido algunas de mis ideas DIY para que despertéis o acentuéis vuestra imaginación al tiempo que ahorráis un dinero. Espero que os hayan gustado y que pongáis en práctica las que más os gusten. Podéis contarme lo que hagáis o transforméis, arriba el DIY. Nos vemos en el próximo post de Backestage, no os lo perdáis. 




1 comentario:

  1. Muy currado, Cristina!!! Y muy buenas ideas. Me encantaaaaa..!!!

    ResponderEliminar